Científica Brasileña inventa un sensor que detecta el cáncer antes que surjan los síntomas

Priscila Kosaka desarrolló el proyecto hace seis años en un laboratorio español. La técnica es 10 millones de veces más sensible que los detectores que tenemos actualmente. Ha sido miembro de la microelectrónica del Instituto de Madrid durante seis años, y aquí la científica brasileña Priscila Kosaka, de 35 años, desarrolló una técnica para la detección de cáncer que no requiere biopsias y que puede identificar la enfermedad antes de que aparezcan los síntomas.

El resultado viene del uso de un nanosensor que es sensitivamente 10 millones de veces mayor que los métodos tradicionales de prueba en los que se utilizan las muestras de sangre del paciente. El pronóstico es que está en el mercado en diez años y también que se utiliza para combatir la hepatitis y el Alzheimer.

Un investigador explica que el sensor es un “trampolín muy pequeño” con anticuerpos en la superficie. Cuando está en contacto con una muestra de sangre de una persona con cáncer, “captura” las diferentes partículas y termina siendo cada vez más pesado.

Otras estructuras relacionadas con la técnica incluyen también cambiar el color de las partículas, lo que indica que un paciente que tiene líquido recogido al final de la prueba tendría un tumor maligno.

La tasa de error según Priscilla es de 2 a 10 mil casos.

“En la actualidad no existe una técnica que permita la detección de moléculas que están en concentraciones muy bajas y que coexisten con más de 10.000 especies de proteínas en una sola bio-muestra”, dice.

“En la actualidad no hay ninguna técnica que sea capaz de encontrar la “aguja en el pajar”. Por lo tanto, existe una necesidad de tecnología que sea capaz de registrar las moléculas individuales en presencia de otras moléculas mucho más abundantes y los nanosensores que he desarrollado son capaces de hacer esto”

Según la científica, estudios adicionales también pueden hacer que el nanosensor se utilice para identificar el tipo específico de cáncer que tiene el paciente (páncreas, intestinal, pulmón, etc). Los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) calculan que habrá 21,4 millones de nuevos casos de cáncer en todo el mundo en 2030, con 13,2 millones de muertes.

Entre los beneficios de la técnica desarrollada por Priscila está el hecho de que la identificación puede hacer necesario realizar la biopsia y detectar cualquier tipo de cáncer a través de pruebas de rutina. Priscila dice que todavía es necesario que el sensor pase nuevas fases de prueba. Además, se requerirá financiación para los estudios. Uno de los objetivos de Priscila es que el equipo tiene un costo asequible y está a disposición de toda la población.

Esperemos que no tarde en llegar este avance muy positivo. Comparta con sus amigos y familia si le pareció interesante, por lo que la información llegará a más personas.
Via: despiertavivimosenunamentira.com

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para brindarle a usted la mejor experiencia de usuario en su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies