Científicos chinos completan con éxito la primera teletransportación intercontinental

Físicos de China y Austria realizaron el primer teletransporte intercontinental de partículas a través del satélite de comunicaciones cuánticas Mozi e hicieron una llamada de conferencia imposible de hackear, informó el servicio de prensa de la Academia de Ciencias de China.

Los físicos afirmaron haber transferido claves cuánticas del satélite a la Tierra a una distancia de 1.200 kilómetros, conectando dos puntos diferentes en la superficie del planeta a una distancia similar, y realizando los primeros experimentos de teletransportación cuántica orbital.

“Gracias a esto, hemos mejorado la calidad de la comunicación 20 veces en comparación con los sistemas de fibra óptica”, agregaron los científicos.

Las tecnologías cuánticas modernas se basan en el fenómeno del enredo cuántico.

Este fenómeno, en particular, juega un papel importante en los sistemas de comunicación cuántica protegidos, que excluyen por completo la posibilidad de espionaje debido al hecho de que las leyes de la mecánica cuántica prohíben la “clonación” del estado de las partículas de luz.

El enredo es un fenómeno cuántico, sin equivalente clásico, en el cual los estados cuánticos de dos o más objetos deben describirse por un estado único que involucre a todos los objetos del sistema. Según el servicio de prensa de la Academia de Ciencias de China, el Mozi se utilizó por primera vez con fines prácticos.

Chunli Bai, presidente de la Academia China, y Anton Zeilinger, director de la Academia de Ciencias de Austria, celebraron la primera sesión de una videoconferencia cuántica intercontinental, protegida de ‘piratería’ mediante claves transmitidas por satélite.

Para llevar a cabo este experimento, los científicos chinos combinaron los canales satelitales de comunicación cuántica con la red cuántica terrestre existente que conecta Beijing, Shanghai y varias otras ciudades chinas. Se construyó una red similar entre Viena y la ciudad de Graz, donde hay estaciones de comunicación cósmica cuántica. “Las comunicaciones privadas y seguras son necesidades humanas fundamentales”, decía el comunicado.

“En particular, con el crecimiento exponencial del uso de Internet y el comercio electrónico, es de suma importancia establecer una red segura con protección global de datos”. “La criptografía tradicional de clave pública se basa en la intratabilidad computacional percibida de ciertas funciones matemáticas”.

“Por el contrario, la distribución de claves cuánticas (QKD) utiliza quanta de luz individual (fotón único) en estados de superposición cuántica para garantizar la seguridad incondicional entre partes distantes”. Estas redes y Mozi ayudaron a establecer una conexión entre Beijing y Viena, donde trabajan los directores de las Academias.
Via: ancient-code.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para brindarle a usted la mejor experiencia de usuario en su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies