La pirámide perdida de Egipto: Descubren una 4ta pirámide cerca de Giza

Djedefre fue el faraón que gobernó Egipto alrededor de 2556 aC, y durante su reinado, hace casi cinco milenios, construyó la pirámide más alta e increíble, incluso mayor que las que se construyeron en las orillas del río Nilo.

Un equipo internacional de arqueólogos descubrió que las ruinas que se pueden ver hoy en Abu Rawash, a pocos kilómetros de El Cairo, corresponden a la llamada pirámide perdida, cuyas piedras megalíticas han descubierto muchas de las leyendas que han rodeado el reinado de Keops. 

Djedefre era el hijo y sucesor del trono inmediato de Khufu, el constructor de la Gran Pirámide de Giza; su madre sigue siendo un misterio para los arqueólogos e historiadores.

¿La pirámide perdida de Egipto?

Esta es la Pirámide perdida y fue una de las maravillas del antiguo Egipto, su magnificencia hizo que las tres pirámides de la meseta de Giza parecieran juguetes. Esta pirámide “perdida” era la más alta de todo el complejo de Giza [Keops, Kefrén y Micerinos] y su piedra también era de mejor calidad. Durante años se pensó que estos restos eran solo los de una construcción sin terminar. Según Zahi Hawass, “descubrimos que no era el caso, ya que sus piedras se usaron para numerosas construcciones en El Cairo.

“Durante los últimos 12 años que hemos excavado en el sitio, hemos sacado a la luz gran parte de la historia de la Cuarta Dinastía del antiguo Egipto, mostrando luchas por el poder y desentrañando el misterio de la construcción de las pirámides”, agregó.

Los restos de la pirámide de Djedefre hoy se elevan apenas a más de 10 metros del suelo. Los restos de esta, una vez gran pirámide se encuentran en la cima de una colina en Abu Rawash, un área militarizada y restringida, situada alrededor del desierto reseco, que en el fondo muestra una impresionante nube negra del aire contaminado de El Cairo. Una visión que fue muy diferente hace miles de años cuando la pirámide de Djedefre se erguía contra el desierto. Puedes divisar fácilmente las tres majestuosas pirámides de la meseta de Giza desde donde una vez estuvo la “gran” pirámide de Djedefre. Los arqueólogos creen que a pesar de que esta antigua pirámide estaba relativamente cerca de las otras tres pirámides, nunca compartieron una conexión.

Hawass cree que el hijo de Keops eligió este lugar, a cierta distancia de Giza, porque quería un lugar de descanso independiente que marcara mediante la colocación de su majestuosa pirámide, pero también porque el sitio donde se representó la pirámide colocaría su construcción mucho más cerca del sol y del sol Dios.

Imagen aérea del sitio donde se encontró la cuarta pirámide

Según las últimas investigaciones, los arqueólogos creen que la pirámide de Djedefre era al menos 7,62 metros más alta que la de Keops, que tiene 146 metros y cada una de las caras de la pirámide, en su base, mide 122 metros y tiene un ángulo de inclinación de 64 grados. . La pirámide fue construida con piedra caliza y granito rojo que se originó en Aswan, a 800 millas de distancia en el Nilo. Utilizando una piedra de dolerita dura, los bloques de piedra se formaron con precisión con una sierra hecha de cobre y cuarzo. Cada una de las piezas utilizadas para la construcción de la pirámide majestuosa podría pesar hasta 25 toneladas y los arqueólogos creen que se necesitaron hasta 370 personas para moverla.
Via: www.ancient-code.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para brindarle a usted la mejor experiencia de usuario en su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies