Según científicos, estas antiguas estructuras son tan avanzadas que aún no deberían existir

Estas estructuras son tan extraordinarias y excepcionales, incluso según los estándares actuales, que la hipótesis de que los seres extraterrestres ayudaron a la humanidad en el pasado se está volviendo cada vez más latente y más difícil de eliminar dentro del inconsciente colectivo.

DERINKUYO, EL PASADO DE LA CIUDAD SUBTERRÁNEA

En 1963, un habitante de Derinkuyu (en la región de Capadocia, Anatolia central, Turquía), derribando una pared de la casa cueva, descubrió que detrás había una habitación misteriosa que él nunca había visto; esta habitación condujo a otra, y está a otra y a otra… Por casualidad había descubierto la ciudad subterránea de Derinkuyu, cuyo primer nivel podría ser excavado por los hititas alrededor del año 1400 aC.

Los arqueólogos comenzaron a estudiar esta fascinante ciudad subterránea abandonada. Lograron alcanzar cuarenta metros de profundidad, aunque se cree que tiene un fondo de hasta 85 metros.

EN LA ACTUALIDAD SE HAN DESCUBIERTO 20 NIVELES SUBTERRÁNEOS.

Solo se pueden visitar los ocho niveles superiores; los otros están parcialmente obstruidos o reservados a los arqueólogos y antropólogos que estudian Derinkuyu.

Uno de los detalles más interesantes es que Derinkuyu estaba experimentando cambios dramáticos a lo largo de su historia. Especialmente en la época bizantina, en la que se agregaron considerables puertas de piedra para cerrarla desde dentro y evitar el acceso exterior. Sorprendentemente, gracias a sus fuentes y tiendas de alimentos internos, la ciudad podía acomodar cómodamente a 3.000 personas; pero si se desencadena una crisis en el extranjero, se cree que podría estar ocupada por 50,000.

La ciudad fue utilizada como refugio por miles de personas que vivían en el subsuelo para protegerse de las frecuentes invasiones que sufría Cappadocia, en los diversos tiempos de su ocupación, y también por los primeros cristianos. Los enemigos, conscientes del peligro de entrar al interior de la ciudad, solían intentar sacar a la población a la superficie envenenando los pozos.

El interior es sorprendente: las galerías subterráneas de Derinkuyu (donde hay espacio para al menos 10.000 personas) podrían bloquearse en tres puntos estratégicos moviendo puertas de piedra circulares. Estas pesadas rocas que cerraron el corredor impidieron la entrada de los enemigos. Tenían de 1 a 1.5 metros de altura, alrededor de 50 centímetros de ancho y un peso de hasta 500 kg.

Además, Derinkuyu tiene un túnel de casi 8 kilómetros de largo que conduce a otra ciudad subterránea de Capadocia, Kaymakli. Las investigaciones arqueológicas demuestran que las habitaciones han sido excavadas de tal manera que ninguna vivienda tenía comunicación con las de otras familias.


Via: despiertavivimosenunamentira.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para brindarle a usted la mejor experiencia de usuario en su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies