El árbol genealógico de los Anunnaki: ¿Antiguos Dioses que crearon a la humanidad?

A los antiguos Anunnaki a menudo se les conoce como los dioses inmortales que vivieron en la Tierra durante la antigua época sumeria en Mesopotamia. Según la mitología de Mesopotamia, los Anunna o Anunnaki fueron, inicialmente, los dioses más poderosos y vivieron con Anu en el cielo.

Más tarde, sin haber establecido un motivo claro para este cambio, los Igigi fueron considerados como dioses celestiales, mientras que el término Anunna se usó para designar a los dioses del Inframundo, especialmente a siete dioses que sirvieron como jueces en el Inframundo.

En el mito de Atrahasis

Afirma que, antes de la creación del hombre, los dioses tenían que trabajar para vivir. Entonces, los Anunna hicieron una categoría de dioses inferiores, los Igigi trabajan para ellos, hasta que se rebelaron y se negaron a seguir trabajando.

Luego Enki creó a la humanidad para que continuara realizando las tareas que los dioses menores habían abandonado y que a través del culto les proporcionaría comida a los dioses. En el Enûma Elish, fue Marduk quien creó a la humanidad y luego dividió a los Anunna entre el cielo y la tierra y les asignó tareas.

Luego, los Anunna, agradecidos a Marduk, fundaron Babilonia y construyeron un templo en su honor, llamado Esagila.

La reinvención del término Anunna a través de su forma acadia, Anunnaki, surgió en 1964, después de la publicación del libro Ancient Mesopotamia: Portrait of a Dead Civilization, de Adolph Leo Oppenheim , quien popularizó este concepto que fue tomado por diferentes blogs y personajes del mundo esotérico y los portales pseudocientíficos.

El autor Zecharia Sitchin publicó una docena de libros conocidos como Las crónicas de la tierra de la década de 1970, donde describió con gran detalle a los Anunnaki.

La “Gran Asamblea de los Anunnaki”, esencialmente el Árbol Genealógico de la clase dominante (o los “Dioses y Diosas” de los Textos Sumerios) es dada por Laurence Gardner, Génesis de los Reyes Reales, Bantam Press, Nueva York, 1999.

Via: ancient-code.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para brindarle a usted la mejor experiencia de usuario en su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies