El Vaticano es el mayor accionista en la industria de armamentos del mundo.

Miles de personas están en estado de shock en todo el mundo, con las recientes revelaciones de esta información, ya que para muchos de ellos, esto era inimaginable.

Quizás pocas personas sabían que la fábrica de armas Pietro Beretta Ltda (la industria armamentística más grande del mundo) está controlada por Beretta Holding SpA, y que es el accionista mayoritario después de Gussalli Ugo Beretta, y el IOR (Instituto para las Obras de Religión).

Este acrónimo es lo que comúnmente se conoce como el Banco del Vaticano, que es una institución privada, que fue fundada en 1942 por el Papa Pío XII y tiene su sede en la Ciudad del Vaticano.

Roma no se construyó en un día, ni tampoco el Vaticano, y mucho menos su opulencia actual.

Esto tiene sus raíces en el siglo IV de la era cristiana, cuando el emperador Constantino se convirtió al cristianismo y puso a disposición del Papa Silvestre una fortuna colosal, transformándola con este acto en el primer Papa rico de la historia.

Increíble pero cierto

La Iglesia Católica es la única organización religiosa en el mundo cuya sede es un Estado independiente: la Ciudad del Vaticano.

Con sus 2 kilómetros cuadrados de superficie, el Vaticano es mucho más pequeño que muchos campos de golf en el mundo, pero viajarlo lleva más de una hora, aunque contar sus riquezas llevaría mucho más tiempo…

La opulencia moderna del Vaticano se basa en la generosidad de Benito Mussolini, quien gracias a la firma del Tratado de Letrán entre su gobierno y el Vaticano, otorgó a la Iglesia Católica una serie de garantías de medidas de protección.

La Santa Sede ha logrado reconocerlo como un estado soberano, beneficiándose de la evasión fiscal de sus propiedades para beneficiar a sus ciudadanos, que no necesitan pagar aranceles aduaneros para las personas que vienen del exterior.

Se concede inmunidad diplomática y sus diplomáticos comienzan a disfrutar de los privilegios de la profesión, al igual que los diplomáticos extranjeros reconocidos desde la Santa Sede.

Mussolini prometió introducir la enseñanza de la religión católica en todas las escuelas del país y abandonar la institución del matrimonio bajo la protección de la ley canónica, que no admite el divorcio.

Los beneficios que recibe el Vaticano son enormes, incluidos los beneficios fiscales.

En 1933, el Vaticano demostró una vez más su capacidad de establecer negocios lucrativos con los gobiernos fascistas. El concordato de 1928 firmado con Mussolini fue seguido por otro entre la Santa Sede y el Tercer Reich de Hitler.

El gerente Francesco Pacelli fue una de las figuras clave en el pacto con Mussolini, su hermano, el cardenal Eugenio Pacelli, el futuro Papa Pío XII, fue responsable de la negociación de la Secretaría de Estado del Vaticano en la firma del tratado con la Alemania de Hitler.

Pío XII conoció la Alemania de esa época, fue nuncio en Berlín durante la Segunda Guerra Mundial y luego fue secretario de estado de Pío XI.

En cuentas definitivas, vemos cómo el marco entre los países fascistas y el Vaticano en las principales guerras han tenido mucho que ver con la mafia que son hoy.
Via: www.bibliotecapleyades.net

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para brindarle a usted la mejor experiencia de usuario en su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies