Impresionantes imágenes de Stonehenge que no quieren que veas.

Como resulta el Stonehenge moderno que se puede ver en Wiltshire, Inglaterra no es el resultado de miles de años de ingeniería, sino una hazaña de las técnicas de restauración del siglo XX.

El principal autor de Stonehenge, Christopher Chippindale, dijo: “No mucho de lo que vemos en Stonehenge no ha sido tocado de alguna manera”.

Es sorprendente cómo pocas personas saben este poco de información. En 1901 el proceso de restauración del monumento causó gran indignación pública. El hombre responsable era William Gowland que supervisó el proceso que incluyó el enderezamiento y la colocación de la piedra 56 que terminó encima de medio metro de su posición original.

En 1920 William Hawley excavó la base de piedra 6 y la zanja exterior. Una vez más, en los años 40 y 50, Richard Atkinson, Stuart Piggott y John F. S alteraron la mayoría de los cambios de Hawley, además de descubrir hachas y dagas talladas en las piedras sarsen.

En 1958, 3 de las piedras de pie se montaron sobre una base de hormigón. La edición más reciente del monumento fue en 1963 cuando la piedra número 23 cayó y necesitó ser re-erigida.

Con todo eso, es impresionante observar que un nuevo estudio realizado por arqueólogos y geólogos en el University College de Londres indica que las piedras se originó a 225 kilómetros del sitio de Stonehenge.

También se descubre la posibilidad de que el monumento pudiera anticiparse a sí mismo por 500 años siendo construido entre 3400 y 3200 AC en vez de la inicialmente creída 2900 BC.


Via: www.disclose.tv

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *